• Guillermo Franco-del-Rio

¿Realmente necesita la circuncisión?


¿Realmente necesita la circuncisión?

Durante años hemos circuncidado a muchos bebés. Primero por prescripción y recomendación médica y la convicción científica de que era lo mejor para el futuro del niño. Años más tarde cuando los bebés circuncidados se hicieron mayores, fue por costumbre, y también por moda; el bebé debía tener una imagen semejante a la de su padre.


Ahora sabemos que no es necesario hacerlo en la mayoría de los bebés, es mejor dejar la protección del prepucio; así se llama a la piel que cubre la punta del pene y que es la que se corta durante la cirugía; y así evitar infecciones, accidentes y/o complicaciones o hasta incluso, problemas durante la vida sexual de los adultos.


Los estudios científicos poderosamente sustentados han demostrado que los niños no circuncidados tienen menos complicaciones y riesgos. Además, tenemos guías muy prácticas y al alcance de todos para hacer que la higiene y el cuidado de la zona genital sea algo muy sencillo en la rutina diaria.


La controversia continúa en los últimos años. Existen grupos a favor atribuyendo mejor higiene, mayor autoestima, prevención de riesgos y contagios como el virus del SIDA o el del papiloma humano (VPH) o incluso hasta mayor poder social, religioso y político en los varones circuncidados.


También hay grupos muy activos en contra de la circuncisión que tratan de sensibilizar a la comunidad médica para no hacerla; aunque sus esfuerzos deberían estar mas bien dirigidos hacia la comunidad de padres jóvenes en busca de respuestas y discutir con ellos los riesgos y beneficios reales de esta.


Las asociaciones médicas de prestigio académico y la mayoría de los médicos recomendamos no realizar la circuncisión a menos de que el bebé realmente la necesite, evitando así un procedimiento quirúrgico y anestésico innecesario. Ya he mencionado que la circuncisión no está exenta de complicaciones inmediatas y también a largo plazo.


Entonces ¿Cuáles son las indicaciones médicas para realizar el procedimiento quirúrgico?


  • Fimosis verdadera. Cuando la piel del prepucio es demasiado estrecha y poco elástica lo que impide la salida de orina o la colección de ésta en una bolsa.

  • Cicatrización del anillo prepucial. Esto impide el descenso de la piel y el aseo de la zona del glande.

  • Malformaciones o alteraciones de la piel del prepucio como la pseudo hipospadias.

  • Lesiones localizadas al prepucio como verrugas, pólipos o manchas cutáneas.

Cuando mucho, se estima que solo el 2.5% de los varones recién nacidos tienen una indicación médica de circuncisión. El resto, es motivación de los padres o de la familia, sin descontar sugerencias poco éticas.


#PediatraEnLinea #Circuncisión #CirugíaNeonatal #MalformacionesCongenitas

Pediatra en Línea

Clínica Pediatría Neonatología

Dr. Guillermo Franco del Río

Antonio Pérez Alcocer 71 Colonia Ensueño Querétaro México 76178

Atención Personal

 

442-215-9053

442-216-3995

©2020 Dr. Guillermo Franco del Rio - Consulte nuestro Aviso de Privacidad

  • Facebook
  • Instagram
  • Pinterest